La Federación de Asociaciones Vecinales de Elche propone al Ayuntamiento de Elche a reducir el porcentaje mínimo de discapacidad para poder conseguir la exención de las tasas del autobús urbano en todas sus líneas, bajándolo del 66% actual al 33%, barrera que interponen muchas otras empresas como ALSA o Vectalia y que llevan varios meses implantando también ciudades como Madrid o Albacete para sus líneas de autocares urbanas.

La línea E a su paso por la Plaça de Baix – Foto de archivo

Actualmente, subir de manera gratuita a cualquier línea de los autobuses urbanos de Elche es algo que solo jóvenes, jubilados, y algunas personas con discapacidad o movilidad reducida pueden hacer. Solo se puede conseguir esta exención en las tasas si eres estudiante con menos de 26 años, si tienes más de 65 años y estás jubilado o si tienes una discapacidad de más del 66% o 7 puntos reconocida según las directrices de la Dirección Territorial de Bienestar Social.

De esta manera, la petición de la Federación de Asociaciones Vecinales, además de ayudar a este colectivo que necesita la protección de las administraciones, supondría un gran paso en inserción social, permitiendo al conjunto de la ciudadanía poder acceder a los mismos servicios reuniendo una serie de características. También llevaría una inclusión laboral, ya que de esta forma muchas personas podrían garantizarse su transporte al trabajo o a cualquier centro formativo sin depender de otro tipo de  transportes privados para este fin.

Artículo elaborado por Javier Rojas

Leave A Comment